sábado, 30 de julio de 2016

Curioso, sin embargo, duele.

Es muy curioso, culpamos al efecto para evitar responsabilizar a la causa. Nos enojamos con personas que nos recuerdan nuestras pérdidas cuando los únicos responsables de ellas somos nosotros.

Nuestra condición humana tan aparente, tan casual, tan efímera no nos permite ser felices con lo que tenemos, en la radio decían que nos las pasamos buscando los "nos" que tenemos en nuestra vida y no nos concentramos en todos los "sís". Recordamos con tristeza lo que se fue, lo que se perdió, lo que escapó o lo que nunca fue tuyo, pero no notamos la intensidad, el cariño y la pasión que representan los "síes" que existen en nuestra vida. 

Porque seguro tú, como yo, aunque tengas muchas pérdidas, también debes tener muchas ganancias, mucha gente que te quiere, sólo por quererte, no porque te lo merezcas, porque eso no es un trofeo, nunca se merece de modo casual, se gana con hechos. 

Es curioso, es tan humano y sin embargo, duele. 

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores