sábado, 20 de abril de 2013

Agonía
Pues sí, como muchos días amanecí sensible, con esa irritabilidad que te lleva de la risa a las lágrimas en un solo momento. Esa misma pregunta frecuente sigue rondado mi cabeza: ¿soy yo? ¿qué estoy haciendo mal? ¿espero demasiado de la gente o simplemente no eres la persona?

A veces creo que necesito a un telépata, alguien que pueda saber exactamente lo que siento, pero bien, a menos que me encuentre a uno, no seré feliz, a menos que haga lo que debo hacer: expresar libremente lo que siento, lo que creo y lo que pienso, porque ahí es donde creo que debe estar la esencia de la felicidad. 

Anyway, lejos de seguir sufriendo como una Magdalena, creo que me pondré a pensar y a disfrutar estos momentos. Mediaré y encontraré soluciones para que todo fluya, como debe pasar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores