viernes, 2 de junio de 2017

Sonrisa

Te pienso y sonrío, sonrío y te pienso. Aún no me hago a la idea que esto pudiera ser real. Sigo creyendo en ese mundo lleno de posibilidades, algo, alguien, puede pasar; sin embargo, no puedo dejar de sonreír. 

Hoy más que nunca creo que los aprendizajes llegan cuando los necesitamos. Cuando necesitamos saber, cuando por alguna razón desconocida, es el momento adecuado para decidir hacer o deshacer. Hoy, he aprendido a soltar y aunque aún no vuelo libre, sí vuelo feliz, me siento más liberado que ayer y eso es mucho decir. 

Te pienso y sonrío, sonrío y te pienso. Hoy tengo muchas razones para ir a dormirme con una gran sonrisa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores