jueves, 4 de junio de 2009

Confusión


Estoy cansado, mas no puedo dormir, sigo tratando de conciliar el sueño sin lograrlo. Jamás en mi vida creí volver a escuchar esas palabras de ti. Jamás imaginé volver a escuchar esa voz, esa ternura que por tanto tiempo añoré y que siempre creí perdida, pero que de repente ha regresado.
Quisiera no tener un compromiso, en serio que ahora hubiera querido haber retomado mi vida, haber olvidado ese pasado que tanto me lasceró por años y ser como antes, sólo para ti. Pensar sólo en ti, reírme de tus cosas y cuando la noche llegue añorarte.



Estoy convencido que por algo pasa todo. Sólo Dios sabe lo que hubiera pasado de seguir contigo, qué tantas cosas serían diferentes a como son ahora.
Creo que cuando vuelva a leer estas líneas me arrepentiré de sentir cosas, me arrepentiré de sufrir o de pensar en pasado y sufrir por alguien que nunca sufrió por mí o tal vez sí. Y precisamente en esa duda se me condensarán una serie de emociones diversas, de sentimientos fallidos, de momentos olvidados. Dejaré de lado toda esa serie de fracasos para quizás volver a despertar renovado.
Estoy seguro que mañana amaneceré con la misma alegría de siempre, con la misma sonrisa pero probablemente no habré dormido. Es casi seguro que lidie con el presente como si nada pasara, a expensas de saber que el pasado nunca se olvida. Todo pasa, menos el sentimiento puro, ese jamás se olvida.
Convencido estoy que mañana habrás olvidado el hoy y dejarás de pensar en el ayer, que no es que sea un juego, sólo una simple confusión. “No quiero una explicación, sólo pido un gran corazón que sea fuerte como el mío y que se quede aquí conmigo, caminando en el destino para no sentir dolor”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores