lunes, 14 de septiembre de 2015

Así es la Vida

Hoy todo parecía que sería uno de esos días en los que tenía ganas de estar triste, solo, abandonado, deprimido por el mundo, sufriendo por todas esas miles de cosas que no tengo, que no han llegado, que no llegarán. 

Tenía ganas de sufrir, por quien me dejó, por quien me ignoró, por quien quise y no me quiso de vuelta, por quien me quiso y nunca amé, por el que me miró feo, por quien me saludó y al final me traicionó, en fin, creo que podría enumerar miles de historias donde el protagonista malquerido sea yo mismo, pero al final, mejor decidí dejarlo "para otro día". 

Sé que este post es una de esas cosas retóricas que me encanta escribir, donde cuento cosas que siento y que no siento, pero la verdad, me siento muy feliz de la emoción que estoy sintiendo, por esa vaga melancolía que a veces me invade, porque sé que en el fondo eso significa que aún no soy un ser tan superficial en este mundo, aún me importan, aún me duelen las cosas. 

Espero, espero y sigo esperando, sin embargo, ya no quiero películas de Disney, o tampoco comedias románticas, más bien ahora me conformo con películas más crudas, algo así como las películas mexicanas, como esas donde se retrata la vida, esas donde la gente buena le va mal, pero a pesar de todo, siguen sonriendo y esperando que algún día todo mejore. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores