domingo, 28 de mayo de 2017

Buen viaje querido amigo


No sé qué hago escribiendo esto a las 3:55 de la mañana, no sé qué hago escribiendo a esta hora, cuando ya hace meses que no escribía nada. Digo que mi intención no es que lo que lo leas, pero claro que quiero que eso pase. Me quiero autoengañar diciendo que es para darme paz interna, pero sé muy en el fondo que lo único que me la va a regalar es orar por ti y mandarte muchas bendiciones y mucha luz para que te vaya bien. 

Mentiría más si dijera que hoy no me dolió muchísimo que no me dijeras ni hola, también sería mentir no reconocer que me hirió todas y cada una de la veces en las que me ignoraste por revisar tu celular y todas esas noches que no quisiste darme un abrazo cuando te lo pedía. 

Hablando con Grace, coincidía que la constante en mi vida es la separación, la gente que amo se va, las cosas que deseo no pasan; las personas de mi familia, no se preocupan como yo quisiera que se preocuparan; en fin, en mi historia he perdido a gente muy querida: Guido, Annie, Queila, Laly, Lila, Ana, Juan Carlos, José Luis, Oswaldo, Enrique, Gretty, pero ninguna partida me había generado tanto dolor interno como esta. 

Ver que ya no merezco ni una mirada, ni un saludo, ni nada, no me duele, me destroza, mi alma llora por dentro por todo lo que tu presencia ha significado en mi vida. Gracias a ti, conocí algo más que amor, algo tan sublime que fue capaz de rebasar todos mis pensamientos, mis miedos, mis formas; si tuviera que definir la palabra incondicional en un sólo concepto, no me queda duda que habría dicho tu nombre. 

Yo no sé si tú sufres como yo esta pérdida, yo no sé si en el fondo, me extrañas tanto como yo a ti; porque al menos yo lo que más echo de menos es a ese ser con el que el mío podía ser a plenitud. Estar contigo era como entrar a la jaula de un león, porque a pesar que a todo el mundo le ponías una mala cara, conmigo era distinto, en una palabra, tu sola presencia me acercaba a Dios.

Hoy me atrevo a decir que la persona que más me puede conocer y leer sobre la tierra eres tú, la única que ha sabido tocar todas y cada una de las fibras más profundas de mi corazón eres tú. A la que más he odiado por haber mandado los mensajes a Angelo y a quien más le he agradecido por retocar la última foto de mi padre. 

En todos y en cada uno de los momentos que he vivido Dios te puso ahí para estar conmigo, no sé porqué, hasta hoy sigo sin entender cuál fue la verdadera misión, a dónde te tenía qué llevar o a dónde me conduciste pero hoy que ya no estás me duele. Lo escribo y lloro, lloro al recordar tan buenos momentos, lloro al darme cuenta que no sólo perdí algo valioso, perdí lo más valioso que había tenido. 

Sigo sin entender porqué no lo pude retener, hasta ahora la pérdida más grande que había tenido antes de la de mi padre, claro está, fue la de Guido, cuando me dijo que ya no era hora de estar conmigo, que ya no quería estar a mi lado y esa, comparada con el no merecer una mirada ni siquiera el día de hoy, sin duda, es una nada de dolor. 

Al final, reflexiono y entiendo que el culpable fui yo, que quien hizo mal las cosas fui yo, que a lo mejor no entendimos que lo nuestro era tan puro y sincero que no tendría fecha de caducidad. Tu ausencia, como la de mi padre, es una huella tan profunda, que nada ni nadie la va a suplir nunca. 

Si algún día lo leyeras, sólo quiero que sepas Roel, que te mando mucha luz, te lleno de bendiciones y te deseo lo mejor. Eres una gran persona, eres un gran amigo, eres el compañero de vida que siempre deseé. ¡Mucho éxito en todo lo que hagas, sé muy feliz con Guty y no te preocupes, estaré bien, como lo he estado siempre, como lo estuve hoy, como lo estaré mañana. 


"Sin haber sido ni tu novio, ni tu amante ni tu amigo, soy quien más te ha querido y con eso, tengo bastante". 

  • Que Dios bendiga a Dios y que la vida te premie a ti por tanta cosa buena hecha para mi. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores