martes, 10 de julio de 2012

En ausencia de ti

A decir verdad, ni sé qué es lo que quiero escribir porque tengo sentimientos encontrados. Por momentos me siento fuerte y contento por mi decisión porque creo que es lo mejor, otros tantos, me siento triste y desesperado, con ganas de hablarte, enviarte un mensaje, saber de ti; pero en ambas ocasiones es un hecho que me encuentro solo. 


Alguna vez me dijiste que soy de esas personas que no puede estar consigo mismo, y creo que tienes razón, pues en realidad me es complicado no estar solo, y ahora mi gran amigo se llama whatsapp, y es a través de él que convivo con más personas. Reconozco que esta semana que pasó, sucedieron cosas bonitas que hace mucho que no vivía: estuve a solas escuchando música con las luces apagadas, como en el pasado. Abrí libros viejos y reviví historias y momentos que no recordaba. 


Por otro lado, me reconcilié con mi hermana, y conocí a su hija hermosa, y me convencí que ahora es a al que me toca estar más cerca de mi sobrino Mateo, soy yo su padrino, su tío y debo ser también su amigo en quien confíe para hacer grandes cosas, un amigo como el que creo que yo nunca tuve, pero me gustaría que él tuviera. 


Debo reconocer que he tratado por todos los medios de no dejarme llevar por mis impulsos, he tratado de pensar con la cabeza, de modo frío, sistemático y ordenado, para no bloquearte de Facebook y Twitter, para no saber si sales o no, si estás o no con alguien, si saludas a uno o saludas a muchos. 

Me he hecho al fuerte, al maduro, al señor, he odiado, he amado, he extrañado y he anhelado, he dejado que el tiempo pase, y que mis venas se vuelvan fuertes. Me he vuelto ciego, sordo y he tratado de encontrar una perspectiva diferente que me permita llegar a ese sendero que tanto deseo.


"Recordando días de otra latitud, frecuentado sitios donde tú estarás, persiguiendo gestos y palabras que... perdimos"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores