martes, 24 de noviembre de 2009

¡No a Tontolia no!

Es un poco ridículo ponerte a escribir un post, cuando sabes que tienes la medianoche como límite para enviar un artículo a tu investigador al que le has estado posponiendo el envío de tu información, y peor aún cuando sabes de sobra que todavía no es un hecho, pero realmente es indignante lo que sucede con la señorita Tontolia Güémez, y es que este es un caso conocido y sonado, pero sabemos que la realidad, es que en cada casa siempre hay una Tontolia como ella.

Y es que basta su sonrisa de niña boba para darse cuenta de lo evidente: ¡Tontolia es una gran niña y obvio que la voy a extrañar si se va a otro lado! Extrañar es una cosa subversiva cuando se trata de alguien a quien apenas conoces y sobre todo con quien se ha convivido muy poco, pero así es, si Tontolia se va, yo también (ah no verdad, de todos modos yo me voy, por gusto o no, pero bueno esa es otra historia

De cualquier modo, la señorita Tontolia, (Tontolina para los amigos) debe estar segura que se le quiere mucho, y se le desea lo mejor y siempre que esté aunado a un mejor futuro profesional, hasta las traiciones se entienden. Tontolia, de corazón todo el éxito del Universo, (aunque sea mucho decir, échale ganas y verás que te irá súper).

3 comentarios:

  1. Hola en defitiva el caso de tontolia es muy singular. Que buena niña es .Pero nada esta dicho aun.

    ResponderEliminar
  2. ¿De singularidades parecidas está hecho el mundo no?

    ResponderEliminar
  3. tu siempre tan tierni, te mando un beso

    ResponderEliminar

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores