domingo, 27 de diciembre de 2015

Tengo nostalgia de ti

A decir verdad, no sé ni qué quiero escribir, no sé qué hago despierto a esta hora, no entiendo porqué no he dormido nada, sin una razón en particular, sólo sé que me siento extraño, algo acaba de terminar por siempre. 

No me llamaste para platicar, sé que no fue para preguntarme cómo estaba, probablemente ni siquiera te importen esas cosas, hablaste por tu línea, para resolver tus pendientes, para recuperar tu número de toda la vida, ese que siempre ha sido tuyo y por error decidí compartir contigo. 

Sin embargo, a pesar de todo este tiempo, siempre creí en ti, en mi, en nosotros, nunca te engañé, es más hasta hoy sigo pensando en ti y en mi interior sigue existiendo una esperanza, algo estúpida y tonta como gran parte de mi vida, pero sigue estando ahí. Admito que en ocasiones sueño despierto con que algún día me invitarás a salir, a tomar un café, a platicar de cosas tontas.

No sé si existe amistad después del amor, hoy ya no sé si exista amor, ya no sé si el por siempre sea sólo una falacia que nos enseña la retórica, no sé qué haya del amor después del amor, hoy ya no creo en el amor ideal. Sólo sé que esperaba que lo nuestro fuera por siempre, que pensaba en dos, creía en dos, luchaba por dos y ahora ya entiendo que no es así. 

Al final del día, sí fue número equivocado, si fue la llamada sin querer, probablemente la última que tengamos, hoy volví a pensar en ti, suele suceder. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto

Follow by Email

Paseadores